Una vida llena de inspiración, energía y sueños

"¿Qué necesita el mundo de mí?". A esta interrogante tuvo que enfrentarse Paloma de la Cruz, un alma inquieta de 26 años que a fuerza de carisma, dedicación y autenticidad ha construido una comunidad de fieles admiradores por los que se desvive.

Anuncios